vr_pua_20164

Empieza la temporada festivalera con Viña Rock

Ya las cifras de Viña Rock parecen hasta de coña. Leo la nota de prensa  oficial y dicen que han pasado 200.000 espectadores por la ciudad de Villarobledo, ¿me lo creo?; por supuesto. El  Antiviña o Viñatek, con sus raves y su espacio para el techo hardocre, la feria cannabica Viña Grow con su potencial comercial e  ímpetu por normalizar la situación  de la marihuana, además de la nota festiva de los conciertos, hacen de este conglomerado un espacio para el disfrute de esas 200.000 personas que acampan y conviven en perfecta comunión con los Villarrobletanos.

Otro año que pasamos por allí con Musica Commons y en el que hemos podido comprobar el cambio generacional que se está produciendo. Vamos a ver, Reicidentes, Boikot o Def Con Dos, son bandas fundamentales. Pasado, presente y futuro del festival, si bien, en los últimos años estamos viendo como los chicos que se criaron con esa música son los que ahora toman las horas puntas del escenario Negrita y Giró. La Raíz ha echado su simiente en las llanuras albaceteñas y es una sombra en la se reguardan todos asistentes, así como La Pegatina. Los de Moncada y Reixach han hecho de su concierto en el Viña el punto de encuentro de todos los festivaleros y se lo han ganado a pulso, con descaro, ilusión y mucha alegría. Zoo también vienen de camino en este relevo generacional, pues fueron capaces de llenar a las cuatro de la tarde toda la explanada del escenario Negrita. Es bueno para el Viña esta transición, pues lo enriquece y permite que el proyecto que empezó Argimiro Martínez (concejal de cultura en 1995, padre de Viña Rock homenajeado en este año) se perpetúe en el tiempo. Quedan muchas ediciones venideras, además de cepazos en la tarima de Aitor Velázquez de la Hora Zulú, que con esta segunda caída, ya se toma como tradición. Cachondeos a partes, les ha sentado bien florecer con Pangloss, Vúfalo y Fausto Taranto. Necesitaban ese respiro para crecer y volver con esa mala follá orgullosa tan llena de vitalidad.

En Música Commons pensamos que la casa del Rap Patrio está en Villarobledo y no es para menos. Los Chikos del Maíz volvieron a la trinchera, a cargar de argumentos a esta sociedad denostada por el neoliberalismo que rige los mercados y abrir la puerta de la esperanza a todos los jóvenes que pasaron por el escenario Mar del Plata. También destacar la vuelta de los hermanos de Alcántara. Tote se tiró todos los temazos de “78”, además de su clásicos como “Mentiras”, “Ni de Ellos ni de Ellas” o “Como en Casa”. Y vale que Manuel sea el que presenta el disco, pero faltaron algunos temas del Ignacio, quizás a parte de los temas de “Héroe”, o el “Ven” echamos de menos “Alcohol” o “Profundo”.

Sin nada más que decir, esperar al próximo año. La ruta festivalera ha abierto la temporada 2016 con el mejor festival del estado, lugar de acampada inmejorable, lejos de aquellos que parecen más un campo de concentración, en el que las abuelitas del pueblo te preguntan amablemente como te lo estás pasando, aquel que une a punkis, rapers, rastas y rockeros, en definitiva ,el que más estilos y culturas musicales abarca. El Viña ha abierto la veda, dejando el listón como el solo sabe, por todo lo alto.

 




El Alegre Bandolero

Sobre

La música es la mierda que se encarga de ensuciar e impregnar la consciencia, el pensamiento y la vida de buenas sensaciones.


'Empieza la temporada festivalera con Viña Rock' No tiene comentarios

Se el primero en comentar!!!

Déjanos tu cometario

Your email address will not be published.

'Música Commons- Descubre bandas libre distribución.Descubre festivales- Música Commons'